En la UCR de Santa Fe, la MAR no estaba serena

Vandalismo, críticas y sedición: en la interna de la UCR santafesina hay de todo. Al intendente de Santo Tomé Fabián Palo Oliver –uno de los líderes del sector radical que no acuerda con la conducción de Hugo Marcucci ni con la candidatura de Mario Barletta– le pintaron la semana pasada en las paredes del municipio: “Palo traidor”. El intendente acusó de inmediato a su par de la capital provincial, quien minimizó el hecho y remarcó que también en Santa Fe aparecen a diario pintadas ofensivas. “Me llama la atención que tenga tanto tiempo para pensar en las pintadas cuando se solucionaría enseguida tapándolas”, declaró Barletta.
Palo Oliver había informado que en la madrugada del martes 21 fueron detenidas seis personas por el hecho. Según el santotomesino, los seis estarían vinculados a Barletta: cinco becarios del municipio y un empleado de planta. “Son seis personas ligadas estructuralmente al marco político de Mario Barletta. Se van a tener que hacer responsables de este mecanismo patotero y macartista”, tiró Palo Oliver. Su par de Santa Fe no se dio por aludido: “Nosotros no tenemos punteros; tenemos militantes que trabajan y hay gente que se enoja y gente que no”.
La relación entre los dos intendentes radicales viene a los tumbos. El de Santo Tomé cuestionó a Barletta por el lugar que eligió el municipio santafesino para instalar el nuevo relleno sanitario, que está fuera del anillo de defensa de la capital provincial. Según Palo Oliver, ante una eventual crecida del río Salado el relleno se inundará y Santo Tomé sufrirá las consecuencias. En noviembre Barletta inauguró el relleno sanitario y su par de Santo Tomé amenazó con una denuncia judicial, que hasta el momento no se concretó. Pero, más allá de las diferencias en cuanto a la gestión, entre ambos intendentes hay una profunda distancia política.
Junto a los concejales santafesinos Jorge Henn y Carlos Suárez y junto al intendente de San Justo Marcelo Mauro, Palo Oliver comparte la línea interna del partido conocida como MAR (Movimiento de Acción Radical). Otros dirigentes del sector –como los diputados provinciales Santiago Mascheroni y Leonardo Simoniello– dejaron las diferencias de lado y se encolumnaron con la candidatura de Barletta. Pero Palo Oliver, Henn y Mauro persisten en sus críticas. “Queremos que el Frente Progresista elabore un proceso de discusión que permita consensuar la mejor fórmula, la cual debe ser producto de la opinión de todos los militantes y partidos que conforman el Frente. Nuestro rol es trabajar en la construcción de consensos y no dejar que se impongan candidaturas”, dijo Palo Oliver la semana pasada.
Según el sector rebelde del MAR, el presidente de la UCR provincial se apresuró en el armado político para las elecciones de 2011. A fines de noviembre, Marcucci reunió a la convención provincial de la UCR –el máximo órgano partidario– para ratificar la decisión de ir a elecciones con candidato propio. Esa primera decisión fue votada por todos los convencionales, aun los que responden a Henn y a Palo Oliver.
Pero el lanzamiento de la candidatura de Barletta terminó por hacer añicos el clima de paz que se respiraba al interior del partido. Los radicales rebeldes acusaron a Marcucci y al intendente santafesino de poner en riesgo la consolidación del Frente Progresista y de imponer la candidatura de Barletta sin debate previo.
La semana pasada, mientas Palo Oliver denunciaba a los supuestos punteros de Barletta como los autores del ataque vandálico contra la Municipalidad de Santo Tomé –en rigor, un mensaje dirigido exclusivamente al intendente–, el santafesino se fue a hacer campaña a otro territorio hostil: San Justo. En la cabecera de ese departamento el precandidato radical encabezó un acto junto al senador Rodrigo Borla, que anunció su intención de postularse por un nuevo período en la Cámara alta.
Las posiciones de Borla y Mauro reflejan la fractura de la UCR en San Justo. “Vamos a trabajar junto a los intendentes y presidentes comunales, junto a los concejales, junto a los militantes para que Mario Barletta sea el futuro gobernador de la provincia”, dijo Borla.
El intendente santafesino –a quien Hermes Binner le pidió que se presente por la reelección en su ciudad, de modo de allanarle el camino a su candidato Antonio Bonfatti– se mostró en San Justo con una veintena de dirigentes radicales del centro-norte provincial: entre ellos, el intendente de Avellaneda y precandidato a senador por General Obligado, Orfilio Marcón.
Barletta también se granjeó el apoyo de otro intendente del norte: Jacinto Speranza, de Reconquista. Y de los jefes comunales de La Criolla, Videla, La Penca, Colonia Dolores, La Camila, Naré y Colonia Angeloni.
El precandidato radical a la Casa Gris logró apoyos importantes en el norte de la provincia, pero en el resto de la geografía santafesina las posiciones siguen muy divididas.

Fuente: El Ciudadano Web

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: